Buscando caminos. Brasil. Garabatos.

Buscando caminos…

Parece que Brasil detonó después de mi publicaciones sobre Paraguay.
Algo pasó, porque terminé de escribir sobre las señales que Paraguay me enviaba, además de que esperaba recibir algún indicio de Brasil, pero nada ocurría, hasta que ocurrió. Al rato nomas Brasil se hizo sentir y me hechizó de nuevo.
Me escribió Paulina, una alemana, me propone subir a Brasil desde Montevideo, por la costa.

¡Ah! irresistible.

Hace cuánto que sueño con hacer ese recorrido… Desde que mi amiga Noel viajó a Cabo Polonio y trajo fotos y anécdotas de aquellas tierras, el sueño se avivó. Después hubo una película, y otra, y un intento frustrado de viaje a Uruguay con Ariel, hace un par de años… Uruguay se estalla y me transporta mentalmente, casi como si surfeara una ola, hasta Brasil. Ya me parece perfecto, pero veo que todavía podría serlo más.
María Eugenia, una chica que conocí hace poco en Rosario, me invitó a pasar Año Nuevo en sus pagos, en Concordia, Entre Ríos. Me tentó con una fiesta candombera, típica de esa fecha. Y es un lindo plan, ya que ella después se va para Cuba, y quién sabe cuándo nos volveremos a cruzar…
Lo bueno es que ya se va dibujando una posible ruta: Formosa-Entre Ríos-Uruguay-Torres (Brasil). ¡Sí! Torres, porque también me escribió Carolina, una chica brasilera que anda yirando entre Colombia, norte de Brasil y pronto andará por Torres, sus pagos, donde me esperaría para enseñarme a surfear y después seguir remontando juntas hacia el norte y, sin conocernos, ya hablamos de Colombia y Guayana Francesa, ¡incluso Nueva Zelanda! También coincidimos con tratar de trabajar en el camino, visitar granjas orgánicas y ecovillas, que también a Paulina le interesan.
Después me escribió Erick, salvadoreño, contándome sobre las posibilidades de participar en el Forum Mundial de la Paz en Porto Alegre (POA, descubrí que le dicen), y tentándome con otros eventos posteriores, como el próximo Rainbow Gathering, y yo que andaba pensando en la serpiente arco iris

Arco Iris en la casa de campo de mi tío René. Ahí se los ve a René, a mi papá Humberto, y a mi abuelo David. En El Alba, Formosa, 2011, donde hubo un encuentro de la Familia Arco Iris Hauff, y algunos amigos.

Bueno, Brasil se manifiesta. La ruta empieza a delinearse sola, y la gente empieza a tener nombres y características únicas, la ruta llama, la gente invita, y el viaje parece cada vez más próximo…

Este es un dibujo muy viejo, del año 2001, que quedó de las impresiones de mi primer viaje como mochilera a dedo con un grupo de amigos de la universidad, con Bebi, Fede, Lucas y Yeypy. Habíamos ido a Misiones, y qué bien la pasamos. Cosechamos anécdotas para toda la vida, al menos yo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s