Flashes del camino 4

Imagen

El fuego suena

al calor de los tambores.

Los cuerpos llaman

al candombe que avanza.

Hay mujeres descalzas.

Las calles cantan.

Las plazas son figuras que danzan

y mi corazón es una negra

sin pausas.

Hay cotorras en los suspiros

de las calles,

y japonechinos de peinados punk

que gatillan sin cesar.

Pasos irregulares tiene el viento

entre las piedras,

me descalza, me despeina,

me enColonia.

……………………

CECILIA HAUFF es Licenciada en Letras y viajera. Lleva adelante la edición de Kay Pacha Revista, una publicación impresa y digital sobre viajes y viajeros. También editó un libro artesanal de poesías: “Pies alados” (2013, Porto Alegre, Brasil) y una versión fanzine y bilingüe (portugués-español) titulada “Sandalias aladas” (2013, Maceió, Brasil). Nació en El Colorado, Formosa, Argentina, tiene 31 años y desde diciembre de 2012 se encuentra viajando a dedo por Sudamérica. Se puede seguir los pasos de sus pies alados en Facebook: Chicalatinoamericana.

Anuncios

4 comentarios

  1. Uruguay! tal cual….. hermosísimoooooo.
    Te sigo, te acompaño…si me permitís, desde luego.
    Saludos desde la distancia, y muy cerca en lo espiritual.
    Soy un hombre casadísimo.
    (indifor1980@yahoo.com.ar)

  2. Había algo de vergüenza en las tablas
    por ser pared y no suelo
    redimidas de esmalte consuelo
    apenas hablan

    Había algo de venganza en tu cámara
    por ser foco y no pincel
    fichadas por memoria SD
    sus caras

    Y yo de mi perro que en verbo en tiempo cansancio que paso y que nombro al artista lejano y que escribo en el aire porque cuando hablo…

    (… ah porque cuando hablo me deshago en sordera.)
    Eran un establo clavadas a un hotel a medias
    y te las llevaste al hombro de seda
    en memoria digital
    “Para Abrir Luego” = PAL

    Pared, chica… (encantada)… chica, pareD
    ya presentadas seguí mi curso
    mi curso de baldosos sucios
    las espaldié hablando a solas , con sed
    de seguir caminos y esas cosas
    que luego vas y ves que el transcurso
    de la noche les dá prosa
    y poesía y vida y pulso

    Envidio y disfruto
    la resurrección de esas tablones
    al parecer les diste vida
    a susurros o empujones
    si te sobran un poco , chica perdida
    entre camino y canciones
    dejame dos gotas encima
    a ver si despierto a montones
    aunque sea algún día

    • ohhhhh geniaaaaaaaaaaaaaal, ese día fue mágico para mí, mi llegada a Montevideo por Ciudad Vieja en la que me perdí. Abriste la magia porque después de charlar con vos frente a ese mural, fui a las galerías de arte que me recomendaste y seguí charlando de cosas increíbles con la gente, y más tarde me dieron un cátedra de literatura uruguaya en la calle. Nooooo, uno quiere resistirse, pero hay magia en el camino!!!!! gracias, Gerardo, y gracias por animarte a compartir tus versos, a varios comenté que me había encontrado con un escritor y su perro frente a un mural 🙂 estoy asombrada.

  3. Saludos Ceci: comprendo tu asombro ya que , ciertamente, tu encuentro no es algo que ocurra a menudo y seguro pocos te van a creer. Te encontraste alguien valioso , educado , capaz de transmitir emociones profundas y conmover a las personas. Alguien acostumbrado a dejar huellas por dondequiera que va, examinar gentes y los rincones mas recónditos de la ciudad hasta el menor detalle examinando hasta las bajezas mas olvidadas del ser humano… te encontraste CON MI PERRO. (…y claro yo estaba al lado, pero ese es un detalle menor y totalmente accesorio sin la menor importancia) .

    Ahora bien desde un punto de vista mas genérico en Ciudad Vieja hay mas posibilidades de encontrarse con un escritor (1 en 5 si vas por la calle, 9 en 10 si entras a los bares) que las de encontrarse con un perro atado con collar (1 en 100 si vas por la calle, 1 en 50 si visitas las veterinarias) , tampoco se debe olvidar este dato. De acuerdo a ciertos estudios las posibilidades de encontrarse con un escritor sobrio llevando un perro atado con collar , frente a un mural carnavalesco son de solo 1 en 17.859.739 (mas o menos) , esto es casi la mitad de posibilidades de encontrarse con un Amish recien rasurado en una isla tropical frente a un Starbucks y cinco veces menos posibilidades que las de encontrarse a una monja con un tatuaje de Iron Maiden frente a una panadería. (fuente: “Estadísticas poco probables”, 90% en la página 187 y 10% en la pág 210) .

    Te deseo mucho, pero mucho barlovento en tu viaje estimada colega ambulante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s