Conectados con el cajú, otro árbol de esta vida

– Por Cecilia Hauff –

Conectados con el cajú, otro árbol de esta vida

Ayer fue el cumpleaños de mi madre-árbol, y ella me pidió que abrazara un árbol en su nombre. Había un cajú gigante en la entrada de Praia do Madeiro con el que teníamos pendiente -con Nico- una trepada. Así que allá fuimos, a cumplir con dos asuntos pendientes importantísimos: trepar el cajú gigante y abrazar un árbol en nombre de mi madre.
La experiencia, como siempre ocurre con estas cosas, fue muy gratificante. Sólo que el cajueiro se cobró la trepada, supongo que por haber interrumpido la tranquilidad de las lagartijas que habitan en él, y me bajé con las piernas todas raspadas, pero feliz, recordando una actividad que practicaba bastante cuando era niña: escalar árboles…
Pipa, desde el principio, nos sorprendió por la cantidad de árboles de cajú que se ven por todas partes… cuando llegamos en diciembre era plena época de frutos maduros, y el fuerte y rancio olor a su fruto invadía el aire durante nuestras caminatas buscando trabajo y casa para alquilar durante la temporada alta.
Ahora ya no hay frutas, pero por doquier los bosques de cajú nos recuerdan lo deliciosas que son sus castañas. Otro día voy a contarles más sobre ese alimento exótico y delicioso…
Por hoy, digo, misión cumplida, Mami, y feliz cumple arborífico. Yo sigo siendo tu hija-golondrina y vos mi madre-árbol.

Febrero, Pipa, Rio Grande do Norte, Brasil

???????????????????????????????

???????????????????????????????

???????????????????????????????

???????????????????????????????

???????????????????????????????

???????????????????????????????

???????????????????????????????

……………..

CECILIA HAUFF es Licenciada en Letras y viajera. Lleva adelante la edición de Kay Pacha Revista, una publicación impresa y digital sobre viajes y viajeros. También editó un libro artesanal de poesías: “Pies alados” (2013, Porto Alegre, Brasil) y una versión fanzine y bilingüe (portugués-español) titulada “Sandalias aladas” (2013, Maceió, Brasil). Nació en El Colorado, Formosa, Argentina, tiene 31 años y desde diciembre de 2012 se encuentra viajando a dedo por Sudamérica. Se puede seguir los pasos de sus pies alados en Facebook: Chicalatinoamericana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s