Lista de cosas sin sentido (que aprendí viajando)


Por Cecilia Hauff

El mundo es como lo imaginamos, y mucho más. Nunca dejará de expandir nuestra capacidad de asombro. Siempre habrá cosas que sólo aprenderemos poniendo el cuerpo “in situ”, por eso los viajes nunca se agotarán ni perderán sentido. Me propuse ir haciendo una lista personal de cosas curiosas, simples o extravagantes, que aprendí viajando. Una lista sin utilidad, pero fascinante –al menos para mí-.

  • Que el dulce de leche argentino, uruguayo y brasilero no son la misma cosa.
  • Que el concepto de tomarse “un rico mate” no es equivalente si se lo dice en Argentina, Uruguay o Brasil.mate en Porto Alegre
  • Que, de a ratos, al entrar por primera vez al estado de Bahía, mi cerebro puede confundirse y sentirse un poco en Ecuador.Canasvieiras.Olivenca.Ilheus 164
  • Que una comida tan guaraní como el mbeyú, a base de harina de mandioca, puede ser tan típica de Paraguay y del nordeste de Argentina, como del nordeste brasilero.
  • En Brasil no se escucha reggaeton – un género de música popular que se expandió peligrosamente por los países de habla hispana en América-; sin embargo, tal vez al mismo tiempo, surgió un género musical en las favelas de Río de Janeiro que se le parece bastante en el contenido de las letras, en el ritmo y la forma exacerbada de bailarlo, se llama “funky carioca”, pero no debe confundirse con su homónimo “funk” surgido en la década de los ’60 en la América afro anglosajona; eso sí, nada que ver uno con el otro. Hasta asusta el hecho de que se utilice el mismo nombre.
  • Los entrerrianos, al menos los de Concordia, mucho se parecen a los uruguayos en las expresiones, (“ahí va”, “tá”), y en la música (la llamada de candombe en la noche de Año Nuevo en Concordia es un clásico, en Montevideo reviví lo mismo).concordia llamada de candombe

……………..

CECILIA HAUFF es Licenciada en Letras y viajera. Lleva adelante la edición de Kay Pacha Revista, una publicación impresa y digital sobre viajes y viajeros. También editó un libro artesanal de poesías: “Pies alados” (2013, Porto Alegre, Brasil) y una versión fanzine y bilingüe (portugués-español) titulada “Sandalias aladas” (2013, Maceió, Brasil). Nació en El Colorado, Formosa, Argentina, tiene 31 años y desde diciembre de 2012 se encuentra viajando a dedo por Sudamérica. Se puede seguir los pasos de sus pies alados en Facebook: Chicalatinoamericana.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s