Salir volando por la ventana

Foto0062

Querido lector, esta es una invitación. ¿Viajamos?

Desafío número 1:  

Estás en cualquier parte del mundo, por ejemplo, tu pueblo o, quizás, tu ciudad. Y esta es mi invitación: vamos a viajar dentro de un viaje, o vamos a viajar dentro de la rutina, depende de cuál sea tu punto de partida (1).

Primero, te invito a pensar lo obvio, aunque no lo es para mí, ya que tal vez estoy del otro lado del mundo: ¿cuál es el clima que te toca aquí y ahora (2)?

Hablar del clima es universal. Es un tema que inicia cualquier tipo de conversación. Porque el clima influye en los estados de ánimo, en las formas de alimentarnos, en los precios de algunas comidas. Influye en la forma en que estamos vestidos y afecta, irremediablemente, nuestros deseos, ya que siempre queremos lo que no tenemos, ¿o no? (3).

A muchos les fastidia hablar del clima, a otros les encanta y abusan. Vamos a aprovecharnos de este cliché, pero tratando de ser un poquito más creativos (4).

Sólo me interesa que hayas pensado sobre el clima que te envuelve aquí y ahora, no que me lo cuentes, no estamos jugando a ser metereólogos. Y, mientras leías estas divagaciones, algunas ideas e imágenes -inimaginables para mí-, se cruzaron por tu mente. Qué importantes son algunas palabras que empiezan con la letra “i”, pienso yo, mientras escribo esto… ¿Ves? La mente es una máquina desopilante, crea cosas hasta cuando no se lo pedimos, reúne las cosas más insólitas (5).

Ahora, que hablamos sobre el clima y las palabras, llegó la hora de tomar una decisión. Quiero que mires por la ventana que tengas más a mano y que observes el clima desde ahí. Luego, todo tiene que caber en una sola palabra. ¿Te animás? Sé que van a venir a tu mente muchas palabras e incluso frases. Pero hay que descartalas, hasta quedarte con una sola.

Espero tu respuesta…

Mientras, te dejo la mía: “promesa” (6).

Y una foto de mi ventana (7).

Foto0059

NOTAS

  1. Se puede tomar notas en un cuadernito, por ejemplo, “Punto de partida: mi casa / Quito / Estambul / la oficina, etc…” “Situación: viaje dentro de un viaje / Viaje dentro de la rutina / Eternamente en viaje…” Está permitido usar la creatividad.
  2. Podés anotar en tu cuadernito: ¡qué pregunta aburrida!
  3. Preguntar por el clima es un recurso que uso cuando viajo a dedo y no sé por dónde comenzar la conversación al encontrarme con un extraño. Según la respuesta, me dispara nuevas ideas. ¡Ojo! cuando estoy creativa trato de evitar esta pregunta, no soy tan mala con los extraños. Generalmente, hago mis esfuercitos.
  4. Creo que intentar deconstruir los lugares comunes, es un ejercicio de creatividad que a veces genera resultados maravillosos. Nos cambia nuestra visión sobre lo obvio. Nos anima a ver lo simple o aburrido como algo complejo e inagotable.
  5. La mente reúne lo más insólito: como a vos y a mí en este jueguito que parece tontito.
  6. Espero que puedas encontrar la forma de mostrarme tu palabra y tu foto (aunque con la palabra me conformo), así sea en privado. Aunque pienso que sería genial si pudieras publicarlo.
  7. Sé que es una imagen un poco decadente, y una palabra muy fuerte, lo que pasa es que he intentado concentrarme en lo que trae el aire, y en las sensaciones que me produce.

Las imágenes mentales, no siempre se condicen con las imágenes del paisaje. Por eso, cada uno hace que su viaje sea incomparable. 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s