Día perfecto (Purmamarca-San Pedro de Atacama)

¡Gente! qué día hermoso! Con emociones fuertes y todo.
Ya estamos en Chile: SAN PEDRO DE ATACAMA, ¡otra vez!

Salimos minutos antes de las 8 am a hacer dedo de Chalala (Purmamarca) a San Pedro de Atacama. Llegamos a las 18hs sin saber dónde dormir.

IMG_4834
El primer tramo lo hicimos hasta la entrada de una minera con un ingeniero tucumano, Edgardo, re buena onda. Tomamos mates y charlamos todo el viaje. Pasamos de nuevo por las Salinas Grandes donde fuimos al baño y cargamos más agua en el termo.

IMG_4839

IMG_4845

IMG_4847Después nos dejó en el medio de la puna, a 4 mil metros de altitud, a 52 kilómetros del Paso de Jama. Había unas casitas pero nada más. Mucho sol, mucho viento, tres horas de hacer dedo y nadie paraba. Cruzaban muuuchos camiones paraguayos, pero ninguno paraba. ¡Ninguno paraba! Qué desesperante. Hasta bailábamos, pero nada.

IMG_4869

IMG_4873El viento aumentaba y el tiempo pasaba. Si bien leíamos y escribíamos mientras tanto, no era el mejor lugar para hacerlo… En un momento me entró miedito de pasar la noche por ahí y sufrir “ese” frío, que no es cualquier uno.

IMG_4904
Leyendo a 4 mil metros de altitud el libro de viaje de mi amiga Aline Campbell: “Portas abertas”.
IMG_4912
A 52 kilómetros de Paso de Jama.

Obviamente, iba a pedir para dormir en alguna casita, pero igual, quería que alguien nos rescatara.
Decidí hacer algo diferente, cerré el cuaderno de notas y me puse a meditar, le pedí al Universo que este día terminara de la mejor manera. Será porque siempre tenemos suerte, será porque hoy mi pedido surtió efecto, será porque todo día difícil termina bien, que paró Enrique y nos rescató. Al menos la meditación me ayudó a mantener la calma y aguantar el viento un rato más de la mejor manera.

IMG_4940Enrique es otro ingeniero, un salteño trabajando en Calama; por lo tanto, enganchamos un viaje directo a San Pedro…

Otro chofer muy buena onda, charlamos un montón, le agradecimos otro tanto el habernos rescatado.
Paramos en el pueblito de Jama antes de ir a la Aduana, en una estación de servicios para ir al baño. Ahí vimos a dos chicas con mochilas que habíamos visto ayer en Tilcara, también haciendo dedo. Las saludamos. Al rato nos encararon en el baño porque el camión que las había traído las dejó ahí y no podían pasar la Aduana si no conseguían hacerlo dentro de un vehículo. ¡Chan! Qué loco, no sabía que eso existía. Muchas veces crucé fronteras caminando con la mochila e hice dedo del otro lado sin que nadie me obligara a estar dentro de un vehiculo. Debe ser por seguridad, ya que hace muchísimo frío a esa altura.

IMG_4924

Les dijimos que hablaran con el dueño del auto. La cosa es que, al salir del baño, ya teníamos a dos pasajeras con nosotras. Enrique se hizo cargo de todas y nos acompañó a hacer todos los trámites con toda la paciencia del mundo en la aduana. Fue el salvador de las cuatro. O sea, la mejor persona que nos podía tocar este día. Ademas, cruzando la frontera, a casi 5 mil metros de altitud, nos convidó unos alfajores riquísimos que llevaba para él, para comerlos en días de nostalgia de su tierra. Me sentí mal de aceptarlos, pero estábamos muertas de hambre las cuatro y el alfajor era el más rico que comí en mi vida. (Dato: en la primera camioneta nos olvidamos, bah, me olvidé, la bolsita con frutas, pan y queso, que era nuestro almuerzo rutero… Imaginen pensar en pasar hambre y frío en el medio de la nada… Todos quisieran rezar en ese momento, se los aseguro).

IMG_4957Nos bajamos en el mercado de San Pedro, después de disfrutar del paisaje de volcanes con manchones de nieve, algo que no había visto en septiembre del año pasado cuando vine a buscar trabajo. Indiqué a las otras chicas a dónde tenían que ir para encontrar su hostel. Quedaba cerca de Backpakers así que caminamos juntas un tramo.

Yo ya estuve haciendo un voluntariado el año pasado en Backpakers, me quedé un mes. Ahora vuelvo, me presento en la recepción, sin haber recibido una respuesta de la dueña, porque estaba sin internet. Recordaba que Fabi  me había dicho: volvé cuando quieras, pero no me lo había tomado tan enserio. Casualmente, hoy regreso a San Pedro y no tengo dónde parar ni plata para pagar alojamiento, y Lari lo mismo. Yo ya conozco la zona, pero mi compañera de viaje no, así que decidimos pasar por acá. De la recepción llaman a Fabi, yo estaba un poco tímida, insegura, y, ¡oh sorpresa! todo sale perfecto. La dueña me saluda por teléfono y me dice que podemos quedarnos las dos de voluntaria, que descansemos un día y pasado mañana empezamos a trabajar. Yo estoy que exploto de la felicidad. A pesar del cansancio, y todo, me siento súper feliz porque este día haya sido tan bueno. Y aún no termina.

Gente, yo no dejo de sorprenderme, estas cosas lindas me pasan todo el tiempo cuando viajo, pero no dejo de sorprenderme, y de agradecer.

Insisto, estoy muy feliz a sólo una hora de haber llegado a Chile, y me salió un texto tan largo de la emoción, que decidí sacarlo del Face (pensaba hacer una breve crónica) y ponerlo en el Blog, jaja.

San Pedro de Atacama, 14 de abril de 2015

Anuncios

2 comentarios

  1. ¡Buenísimo, Gringa, buenísimo! Presentía que te iba a ir bien, por eso esta mañana te dije que “me iba con vos”. Ahora, ¡a descansar! Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s