¿Quién soy?

Formosa, Argentina, 21 de noviembre de 2012

Viajando a dedo por Ecuador en 2008.

Soy Cecilia Hauff Colcombet, hoy tengo 30 años recientemente cumplidos, razón por la cual decidí cambiar mi vida, otra vez.

Esta es la última foto que tengo con mi familia, justo unos días antes de cumplir 30, en el acto de fin de curso de mi hermano, futuro veterinario.

Soy Licenciada en Letras, tengo dos trabajos y, además, vendo libros por internet para intentar llegar a fin de mes con algún excedente para mis viajes, pero eso nunca sucede…

Estoy viviendo en Formosa, al noreste de Argentina, muy cerca de Paraguay, pero pretendo que pronto mi casa sea el mundo. Mi papá cada tanto me susurra: “ciudadana del mundo”.

Estoy cansada de muchas cosas, en especial de postergar este sueño que comenzó a los 17 años, o antes. El sueño de viajar por el mundo y escribir. Es hora de pensar en mí. Soy dueña de mi vida.

Estoy cansada de vivir la vida que nunca soñé, porque vivir una vida sedentaria y normal es lo que todos esperan de mí, porque es más seguro y más fácil. Yo nací para la aventura, está en mis genes, dijo mi madre cuando se lo conté. Y debe ser, porque crecí escuchando las historias de un viaje a dedo de mi papá por la Argentina; cuando terminaba la escuela primaria leí el diario de viaje por Francia de mi mamá a los 17 años; siempre tuvimos una vida agitanada, yendo y viniendo; tengo un abuelo que es hijo de alemanes y otro que es francés… Y, me guste o no, yo soy una chica latinoamericana con los pies inquietos.

Veo que la gente de mi edad se reproduce. Yo, en cambio, pienso  expandirme. Mis padres quieren ser abuelos. Algunas vez tuve la oportunidad de ser madre, pero no quise. Primero, porque siempre quise ser libre para cumplir este sueño y no me parecía justo arrastrar a un hijo conmigo en una empresa que un niño no haya elegido. Segundo, y esto lo aprendí recientemente, no quiero tener hijos que crezcan con niñeras mientras yo paso la mayor parte del día en mi trabajo para volver a casa cansada, sin paciencia, desilusionada de la vida. No me parece justo tener hijos en esas condiciones. Tiene que haber algo mejor. Por lo tanto, no tengo nada que hacer en esta vida sedentaria, al menos por ahora. Acumular riquezas tampoco es mi fuerte. Así que apunto a buscar algo mejor para mí, en el mundo. Tal vez no lo encuentre. Pero si no lo intento, nunca podré estar en paz conmigo misma.

Pude haberme ido muchas veces, pero no lo hice porque le había prometido a mi madre que terminaría una carrera. Ya lo hice, pero me costó mucho, porque siempre tuve el alma esquiva, nómada y errante. Me cambié cinco veces de carrera en diferentes ciudades de la Argentina; ahora me doy cuenta que en realidad lo que más quería era mudarme de ciudad (Resistencia, Buenos Aires, Salta, Corrientes, Resistencia, El Potrillo, Formosa). Hasta que, finalmente, me recibí de Licenciada en Letras y este año empecé una Maestría en Literatura para Niños en Rosario, mientras trabajo aún en Formosa, pero me di cuenta cuando tuve el pico máximo de la crisis de los treinta, que era sólo una excusa para hacer algo y no partir.

Mi hermano, Fabián, el día que aprobé mi última materia.
Mis padres: Caty y Humberto, el día que terminé mi carrera…

Listo. Le voy a hacer caso a mi amigo Juan. No necesito más academia. El mundo tiene mucho para darme y yo puedo investigar y escribir sobre el mundo sin necesidad de seguir estudiando, por ahora. Aunque eso es imposible, soy demasiado curiosa para no querer aprender cosas nuevas cada día.

Por eso empecé este blog. Porque es hora de partir. Y espero que cuando alguien lo lea yo esté dando vueltas por el mundo. Como dice el manifiesto mochilero de mi amigo y antiguo compañero de rutas, con quien viajé por primera vez a dedo en el año 2002:

“(creemos) que nadie se encuentra en peligro por estar lejos de casa, creemos que las ciudades son definitivamente más peligrosas que las rutas, los montes y los lagos. Creemos que el universo cuida de nosotros, y que una jornada laboral de 12 horas es más peligrosa que viajar a dedo…”

Resistencia, 22 de noviembre de 2012

Estamos contentos, por fin me entregaron el título de Licenciada en Letras en la Universidad Nacional del Nordeste. Justo en el día de Santa Cecilia. Aunque me recibí el 29 de septiembre de 2011. Ahora faltan los trámites de legalización. Cuando el título esté listo, yo ya no estaré aquí. Mi familia, feliz; yo también.

Licenciada en Letras en la Universidad Nacional del Nordeste

Actualización

(01-05-2015)

Salí de casa el 29 de diciembre de 2012. Desde entonces ando por los caminos de Sudamérica. Regresé a visitar a mi familia tres veces, especialmente porque nació mi sobrino. Era necesario que nos conozcamos, y luego, que nos visitemos.

Desde entonces he recorrido Uruguay, Brasil, Paraguay, norte de Argentina, norte de Chile y Perú. Pocos países para más de dos años, lo sé. Y es que hoy me cuesta asumir que vivo en un viaje, no tengo metas ni tiempo límite para viajar; mas bien, me siento en una vida nómada. Latinoamérica ha sido mi casa por más de dos años. Y sigo… Podés acompañar mis breves crónicas andariegas en Facebook, en Instagram, en Twitter y en Google+. Publico poemas en Chica de Plastilina.

IMG_1953

(San Pedro de Atacama, Chile)

Aquí pueden saber más sobre MIS ANTECEDENTES VIAJEROS Y ARTÍSTICOS. Además sobre el ITINERARIO de este viaje.

23 comentarios

  1. Felicitaciones!! Ando en una parecida a vos. Tuve la suerte de viajar por toda la Argentina y por gran parte de Europa. Este pedazo de baldoza, que es mi barrio, aún me tira y me arraiga. Es un combate a diario para vencerlo. Me voy, pero siempre estoy volviendo.
    Muy bueno tu blog, dale siempre para adelante. Y si algún día sentís que te caés, siempre habrá alguien para tenderte una mano y seguir adelante.
    Saludos desde Bs As

  2. Hola, Cecilia! Felicitaciones!!!!
    Soy Gonzalo
    Estoy por empezar… lo mismo que vos… en estos días, ja. El viento nos amontona… o me trajo hasta tu blog.
    Todo muy parecido, escribo también y… bueno las mismas ideas, escribir en el viaje y etc., etc. Tengo tambien los libros a la venta y bla, bla, bla. jajaja
    Pa mi el asunto es que alegria compartida es doble alegria, quiero ir para el norte, hasta Mexico quizá.
    Te dejo me correo y si queres charlamos porque vi que buscas compañero en couchsurfing.
    Que risa eso de “la gente se reproduce” jajja
    Me ha pasado lo mismo a la hora de pensar en hijos; y las mismas ideas en cuanto a lo que hace la gente…
    Te paso el correo, y si queres te alcanzo 727caballero(arroba)gmail.com
    Gracias!

  3. Estimada!, felicitaciones por ejercer tu libertad, sobre todo, la “libertad de mujer”, que a veces (casi siempre) los varones no sabemos respetar, y felicitaciones a Mamá y Papá, de dejarte ser libre.
    Adoro y admiro a las personas como Vos, que tenga buen viaje por nuestro mundo.
    Lito Moreno, de Villafañe, Formosa.

  4. Hey, Ciudadana del Mundo. Alguien te observa desde la cercanía (escondido tras un árbol, un auto o una paloma) siempre… por eso, sonríe, franca, limpiamente.
    Que la alegría te acompañe siempre. Ese estado de ánimo debe ser el medidor diario de tu felicidad o tristeza.
    Que a pesar de todo el ímpetu con que arrascaste el viaje, las jornadas te sean mansas, interminables e inolvidables.
    Que conozcas a mucha gente bien intencionada en este, nuestro hermoso mundo, nuestro hogar.
    Que siempre te sobre amor.

  5. Hola, me encontré tu blog buscando sobre viajes. Y leyendo esto me siento TAN identificada. Porque yo justo ahora estoy así, no veo la hora de irme de viaje sin retorno, sin ruta establecida. Siempre ha sido mi sueño pero desde que justo hace un año me hice un viaje sola (aunque en bus) de 70 días por Sudamérica, me siento tan aburrida acá en esta vida sedentaria; me siento encadenada, atada, inconforme. Solo recordar lo genial que lo pasé en mi viaje y el pensar que mi meta es esa: vivir viajando y darme ánimos de que lo voy a hacer realidad, es lo que me mantiene. He estado intentando pensar en algún modo de poder trabajar virtualmente para poder viajar; y sí hay maneras, pero toman tiempo y estoy intentando traerlas a la realidad y ser paciente. Pero otra parte de mí simplemente quisiera irse ya, sin importar si ya tengo algo medianamente estable o no. Me gustaría probar un viaje de esos haciendo autostop; pero la verdad no me animo sola, tendría que ser acompañada. Vamos a ver qué pasa. Ah! Te cuento, me llamo Carolina, casi 29 años, comunicadora social y colombiana. Un saludo y que viajes mucho.

  6. Hola Mujer! La verdad es que tu blog me resultó inusitadamente inspirador (sobre todo las cosas de las que haces mención en él, en cuanto a tu experiencia y demás). Aunque confieso haberlo «husmiao» (con el perdón de nuestro querido idioma) muy a lo bird’s view, no puedo dejar de reconocer que me identifiqué en gran medida con lo poquísimo que absorbí y que, tal vez, me sirva de modelo «energizante», por decirlo así.
    Lejos de intentar agobiarte con el relato de mis planes futuros, sólo quiero decirte (y agradecerte ¿por qué no?) que, de lanzarme al camino, lo cual es uno de mis más ardientes deseos, lo haría pensando en tu ejemplo y experiencia compartida.
    Mis más cordiales saludos y deseos para vos! Abrazo!

  7. Hola Cecilia, recién encontré tu blog buscando información sobre eso de viajar a dedo por América del Sur y me encantó. Me sentí muy identificado con lo que cuentas, siempre me he considerado como un ciudadano del mundo también y creo que las fronteras en realidad no existen.
    Hace un par de semanas tome la decisión de viajar desde Buenos Aires hasta Colombia y en menos de un mes me voy! Vi tu nota (en tu otro blog) sobre David, un colombiano que viajó a dedo y que contó su experiencia. Me pareció muy valioso de ver que no soy el único loco que quiera hacer un viaje de este tipo ya que varios amigos colombianos me dijeron que el autostop es bastante inusual allá y que nadie me iba a llevar. Ojala que veas mi mensaje y me puedas poner en contacto con esa gente que viajó a dedo para tener un par de tips más y preguntarles algunas cosas sobre la experiencia.
    Para contarte un poco más sobre mí, me llamo Frédéric, tengo 25 años y soy un canadiense de Québec. Hace un año y medio que vivo en Buenos Aires donde estuve trabajando pero ahora siento que es tiempo de seguir adelante otra vez más y buscar nuevos caminos a ver adonde me lleva el viento. Así que me voy de mochilero a través del continente por un par de meses con la idea de hacerlo casi sin planes y a dedo. Agradecería mucho si podes responderme porque creo que podría beneficiar mucho de tu experiencia. Te dejo mi dirección de correo, fredpelchat@hotmail.com. Saludos!

  8. Un gusto Cecilia, me encuentro con tu blog y encantado despues de leerte. Desde Mexico un abrazo, esperando en Julio visitar tu tierra Argentina.

    • Hola, Carlos, gracias por tu comentario. Justo estoy leyendo libros de un mexicano cuando lo recibo (Ricardo Chávez Castañeda), qué ganas de llegar a México… Ya vendrán esos tiempos 🙂

  9. Hola Ceci!! yo tengo veintidós años, soy de Brasil y me voy de viaje por LatinoAmérica en poquisimo tiempo. Cree un proyecto para mejorar la identidad latinoamericana. Espero que te guste, el link es http://www.ladesdeadentro.com
    Desde ahora te voy a leer! Que lindo saber de ti, abrazos

  10. me encantó leerte, escribis con mucho sentimiento, muchas de las cosas que relatas me están pasando y tengo 33 años, y me falta poco para dar el primer el salto a hacer lo que me realmente me gusta, escribir sobre otras realidades, y quiero empezar por nuestro continente, no puedo es algo me sale de adentro, está en mi sangre Guaraní e Italiana, sangre nómada, espero que nunca dejes de escribir, te mando un abrazo grande y te deseo muy lindos caminos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s